Vaya al Contenido

El Aspecto Espiritual

ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD > LOS ASPECTOS DEL SER HUMANO
ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD –
- LOS ASPECTOS DEL SER HUMANO -

EL ASPECTO ESPIRITUAL

A pesar de que hablamos del espíritu o de los espíritus con una cierta naturalidad, éste es realmente el aspecto del ser humano más inmaterial, menos abarcable y comprensible si tratamos de entenderlo desde nuestra capacidad y habilidad mental. Por eso, es muy frecuente que esta expresión del ser humano, a falta de una prueba contundente de su existencia, se le vea como un dogma de fe de forma se cree en su existencia o no se cree.

En la historia de la Humanidad este aspecto ha sido estudiado y desarrollado generalmente por las diferentes religiones o líneas de pensamiento (Fig. 14) generadas por importantes maestros del saber, que han resaltado especialmente la naturaleza espiritual del ser humano, un aspecto de su ser diferente su lado material o corporal o de sus otras expresiones mentales, emocionales o intuitivas. Estas corrientes de pensamiento y las diferentes religiones han intentado acercarse al aspecto espiritual, conocerlo y mostrarlo y para ello le han dado diferentes nombres para referirse a él.

Fig. 14: Símbolos de algunas religiones.

Por su componente inmaterial, se le ha asociado con mucha frecuencia a la idea de un Dios, del Todo, de formar parte en plenitud con esa totalidad y se le considera el aspecto más adecuado para experimentar los estados de plenitud y felicidad cuando nos sentimos parte de ese Todo. Por eso, el aspecto espiritual nos hace sentir a los humanos que formamos parte de una mancomunidad de hermanos, de iguales, no importa lo que seamos o hayamos hecho en nuestras vidas y despierta con frecuencia en las personas que lo viven y lo expresan, una sensación de Amor Universal, de quererse y aceptarse los unos a los otros.

Esa vivencia de Amor Universal sería la fuente de energía inmensa que vemos en muchas personas cuando llevan una vida de acuerdo con su mundo espiritual, que apenas comen o descansan, ayudan o atienden a enfermos y personas necesitadas, con un alto grado de entrega y altruismo y que transmiten un gran impulso de vida y de felicidad a las personas con las que tratan.

Este aspecto ha guiado a la Humanidad desde épocas inmemoriales y sigue siendo un importante componente en la vida de los seres humanos de todas las razas y culturas de todo el mundo, y se manifiesta con importantes sensaciones de pertenencia a un grupo, de tener un objetivo compartido común y a través del deseo de tener experiencias de grupo con sensaciones espirituales comunes. Es la parte mental del ser humano la que siempre intenta entender con razonamientos y conceptos las manifestaciones y expresiones del lado espiritual humano, y es lo que ha provocado que se tienda a ver las diferencias, en lugar de ver las similitudes, entre las diferentes formas de pensamiento y las vivencias espirituales de todos los hombres.

El aspecto espiritual del ser humano tiene una manifestación universal a lo largo de la vida de los seres humanos y ha estado presente en todas las épocas del hombre. Por su enorme extensión y complejidad es difícil abarcarlo de manera simple en estas líneas.

Regreso al contenido