Vaya al Contenido

Modelo de Árbol Genealógico

ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD > EL ÁRBOL GENEALÓGICO
- ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD –
- EL ÁRBOL GENEALÓGICO -

MODELO DE ÁRBOL GENEALÓGICO

Se presenta a continuación el modelo de AG que se ha desarrollado para utilizarlo con las personas que acuden a consultar. Es un modelo preparado para ir colocando en su sitio fácilmente a todos los miembros de la familia según van siendo descritos.

La persona que consulta puede ser un hombre, figua cuadrada, o una mujer, figura redonda, y se marcará su contorno con un rotulador rojo en el redondel o el cuadrado de una de las dos figuras en gris oscuro identificadas con las siglas “PE”, que indica a la persona que consulta. A continuación se marcan con color negro las líneas de unión con su padre y su madre indicados con las siglas “PA” y “MA”.

En color y con trazo nítido están dibujados los miembros fijos, los que han sido imprescindibles para que la persona haya existido, los padres, los abuelos y los bisabuelos. Las líneas negras continuas los unen y a un lado están las siglas que los identifican según hemos indicado anteriormente en el cuadro de las relaciones de parentesco. Cada persona tiene un “bocadillo” de tipo comic donde podemos poner su nombre, su profesión o algún dato de relevancia, como la causa de su muerte o si padeció alguna enfermedad grave.

A su lado aparecen otras posibles figuras en tono gris y con formas para hombres y mujeres que se iran contorneando con rotulador negro para resaltar a los hijos, hermanos o tíos, si los hay. También se les une con una línea negra para indicar así que son hijos de la pareja que le corresponda. A continuación, se rellenan sus datos, nombre, profesión, etc. y se pone el número de orden de hermano en la esquina inferior derecha de la figura que le corresponda (1, 2, 3…).

Así vamos colocando e identificando a todos los miembros de la familia hasta que estén todos aquellos que sabemos que la forman y la información de la que dispongamos a través de nuestros propios recuerdos. Posteriormente podemos ir ampliando más información con la ayuda de algunas personas de la familia que aún estén vivas y que conozcan mejor ciertas ramas familiares, a través de otras personas que los conocieron o gracias a alguna documentación que podemos obtener por escritos o registros.

Con esta información hemos completado el árbol genealógico principal de una persona (Fig. 32). Es posible que en algunas familias tengamos información de 4 o más generaciones por encima de la persona que hace el AG, pero en este modelo sólo aparecen 3 generaciones por encima y una por debajo de la persona que lo realiza. Si fuese necesario ampliarlo, se añaden hojas o se utiliza algún programa informático donde se pueden meter, sin límite, múltiples miembros de varias familias.

Fig. 32: Modelo de árbol genealógico principal.

Pero si lo que queremos es completarlo con más información y transformarlo en un Genealograma, entonces iremos añadiendo las líneas que hemos visto anteriormente y detallando si la persona está viva o muerta y los incidentes que han sido importantes en su vida o en la de los demás.

El Genealograma puede completarse con un relato histórico que realiza la persona describiendo su vida, la de los miembros de la familia, sus recuerdos o los que le hayan aportado otras fuentes. También se pueden adjuntar fotografías de los miembros de la familia para tener una visión más clara de cómo es o era esa persona. En los programas de ordenador se pueden adjuntar varias fotografías haciendo así un archivo histórico.

Regreso al contenido